La autoexploración es una técnica desarrollada por Stephen Gilligan, Ph.D. y psicólogo, para encontrar en el inconsciente un recurso que sea de utilidad cuando necesitamos algo, pero no sabemos qué es. Muy práctico cuando estamos confundidos, abrumados, complicados, y queremos tener una salida. Uno puede utilizar imágenes de lo que será el resultado, puede mostrar el proceso, puede pedirle al inconsciente que encuentre alternativas y solución a un problema, todo esto sin la participación de la mente consciente.

El consejero interno, en esta técnica de autoexploración, es el inconsciente. En el libro Autohipnosis: Entrene su mente de Paul Anwandter, se resume la técnica en los siguientes pasos:

  1. Identifique su problema u objetivo para una exploración interna con autohipnosis, de la manera más específica que usted pueda.
  2. Haga una revisión de las circunstancias y situaciones que están relacionadas con su problema u objetivo. En este estado de trance, abrace la situación presente y comprométase a hacer las modificaciones necesarias.
  3. En trance, ensaye los escenarios y situaciones que involucran su problema u objetivo.
  4. Registre, durante o después de la autohipnosis, cualquier sensación, pensamiento, “insight” sugerencia o idea que usted haya observado o desarrollado durante el trabajo de trance.
  5. Comuníquese a usted mismo sugestiones y claves post hipnóticas que lo llevarán a los cambios deseados.